Homenaje del todo el equipo de Avelino Vegas a su fundador

Siempre hemos dicho que AVELINO VEGAS es una gran familia. A los lazos de sangre se unen los lazos del afecto, del apego, del tiempo, del esfuerzo, de la dedicación… en las alegrías y en los momentos difíciles, que es donde realmente se demuestra el cariño. El equipo de trabajadores de la bodega es nuestra segunda familia. Muchos de ellos llevan trabajando con nosotros desde su juventud, y han ido incorporado sus familias al equipo. Son gente de la casa, con la que siempre podemos contar, y saben que siempre contarán con nosotros. Todo el equipo de Avelino Vegas ha rendido un homenaje a Avelino Vegas con un gesto muy emotivo: una piedra tallada con una frase de Séneca y una reproducción de escenas de vendimia de los capiteles románicos de Santa María quedarán para siempre en la bodega, recordando el cariño de todos los trabajadores por su fundador. Avelino era un hombre sencillo, campechano, generoso y muy emotivo. Seguro que estará orgulloso e inmensamente agradecido, al igual que lo estamos toda la familia Vegas.